Cómo realizar un auto-masaje para dormir mejor

Por Maria Martrat Hugué

Profesora de Masaje Terapéutico y Directora de la escuela Vipassana de Barcelona

www.vipassana.es

 

Relajación con técnicas de masaje facial

La relajación sirve para poder equilibrar de nuevo todo nuestro organismo cuando estamos sometidos a una presión constante debido al trabajo o a los incovenientes que pueden surgir diariamente y que vamos acumulando en nuestra piel y en nuestro organismo en forma de tensiones que se van haciendo más crónicas según va pasando el tiempo. El masaje es una técnica manual que resulta imprescindible en la actualidad, ya que ayuda y regula todo nuestro organismo a través de toques y manipulaciones que en función de cómo y cuando se usen pueden resultar beneficiosas para un tipo de tratamiento u otro. En este caso el masaje facial del que hablaremos hoy irá enfocado a conseguir relajar la piel y también  ayudar a relajar y equilibrar el sistema nervioso, mediante  una combinación de manipulaciones idóneas efectuadas y adaptadas a la zona de la cara y craneo. 

 

 

Protocolo a realizar y consideraciones

Debe ser un masaje relajante para reducir el nivel de tensión que sufre el organismo y permitir al cuerpo que vaya buscando sus propios recursos. Por tanto, deberemos trabajar con un ritmo lento, sobre todo al inicio del masaje

El masaje será monocorde, sin brusquedades, para no alterar nuestro ánimo. 

Durante el masaje  habrá muy pocos cambios de intensidad y de ritmo. 

La velocidad será lenta y progresiva, podemos  intensificarla, pero en general realizaremos un tratamiento que se caracterizará por su lentitud y su presión de leve a media, ya que lo que pretendemos es sedar el Sistema Nervioso Periférico.

El automasaje facial y su protocolo

El automasaje es una técnica que nos la podemos aplicar  a  nosotros mismos de forma habitual. Un buen momento para realizarlo es por la noche, antes de acostarnos. Nos ayudará a dormir mejor y conseguir un sueño reparador y profundo. Realizaremos el automasaje con el aceite o crema especifica que usamos habitualmente y nos ayudará a hidratar la dermis mucho más convenientemente.

 

 

Pasos a seguir para un buen automasaje facial

1- Comienza arriba de los pechos (área del decolette) con movimientos ascendentes jamás descendente. Utiliza las yemas de los dedos y ambas manos sin ejercer presión, 

2- En el cuello continua con los movimientos ascendentes usando las yemas de los dedos. En el cuello puedes utilizar los nudillos de los dedos. Es un masaje suave y relajante. Cuando llegues a la parte superior del cuello usa todos los dedos (juntos) y con las palmas hacia abajo masajea de forma suave. 

3- Comienza a deslizar los dedos sobre tu rostro buscando la dirección de los músculos. (Movimientos ascendentes y sin ejercer mucha presión.). Desliza las manos usando las yemas de los dedos siguiendo la dirección del músculo puedes usar movimientos largos o rotativos siempre ascendentes. 

4- En la frente busca el centro y con las manos masajea siempre utilizando las yemas de los dedos con movimientos hacia las sienes.

5- Alrededor de los ojos busca el hueso y da pequeños golpecitos con las yemas de los dedos, abre tus dedos y masajea el parpado y alrededor del hueso con movimientos ascendentes. 

6- La nariz, cruza tus dedos entre si, frente a tu cara, luego con los pulgares a ambos lados de la nariz comienza a frotar haciendo círculos en forma ascendente.

7- Coloca tus manos de manera que tus pulgares queden arriba de la oreja a ambos lados y tus dedos índices en medio de la frente y ejerce un poco de presión.

8- Date pequeñas palmaditas en el rostro y eso es todo.

¡Felices Sueños!

Total votes: 323