Aceite de oliva para una piel de porcelana

Seguramente ya conoces el aceite de oliva y probablemente ya has oído hablar de todas sus propiedades y los beneficios que aporta  en la belleza. Pero ¿sabías que el aceite de oliva te puede ayudar a conseguir una piel tersa y como de porcelana? Si no lo sabías es momento que te informes de esto y continúes leyendo este artículo.

El  aceite de oliva ha sido utilizado desde las culturas de antaño con el fin de proporcionarle nutrición a la piel. Se sabe que fue utilizado como tratamiento reparador e hidratador, gracias a todos los ácidos grasos, omega, vitaminas E y K que contiene dicho producto.

El aceite de oliva es ideal para suavizar la piel y proporcionarle humedad, hidratación y un sin fin de otros beneficios, gracias a sus propiedades oleosas éste aceite repara el daño de la piel seca y áspera.

olivo

Trucos

 

 

Piel de porcelana: Las abuelitas de antaño solían aplicar aceite de oliva en abundancia en toda la piel 20 minutos antes de meterse a bañar, al finalizar esos 20 minutos lavaban su cuerpo con agua y jabón retirando todo el exceso de aceite que había quedado, al secarse  la piel quedaba suave, tersa e hidratada. Esta es una de las formas de utilizar el aceite para volver tu piel como de porcelana.

 

Piel de seda durante la mañana: ¿Quién no quisiera tener una piel suave y como de seda al levantarse?  Es por eso que existe este truco con  aceite de oliva que puedes poner en práctica 3 veces a la semana.  Lávate muy bien el rostro con agua y jabón, a continuación moja las yemas de los dedos en aceite de oliva y masajea todo el rostro suavemente  durante 3 minutos, deja el aceite de oliva en el rostro toda la noche y al día siguiente se retira con agua fría y jabón. Los resultados son sorprendentes.

 

Piel suave y limpia: mantener la piel limpia y sin células muertas es importante  para que esté sana y sin imperfecciones por eso debemos exfoliarla sin falta una vez a la semana y que mejor que hacerlo con aceite de oliva para que éste actúe dejándonos todos sus beneficios, al mismo tiempo que limpia y elimina  imperfecciones. Mezcla 2 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de aceite de oliva, aplica en el rostro con suaves masajes y deja actuar la mascarilla durante 10  minutos, retírala con agua templada y jabón.

 

Mascarillas

Aloe vera y aceite de oliva: Para esto se necesita el gel de una hoja de aloe vera y 2 cucharadas de aceite de oliva.  Coloca el gel de aloe vera en un plato y tritura con  un tenedor, luego agrega el aceite y revuelve bien, aplica en el rostro y deja actuar durante 25 minutos, retira esta mascarilla con agua fría y jabón.

 

Yogurt y aceite de oliva: Mezcla  2 cucharadas de yogurt natural y una cucharada de aceite de oliva, aplica en el rostro masajeando suavemente y deja actuar durante 20 minutos, retira con agua templada  y jabón.

 

 

Café y aceite de oliva: Mezcla una cucharada de café y una cucharada de aceite de oliva extra virgen, aplica en el rostro masajeando con movimientos circulares suaves, deja actuar durante 15 minutos y a continuación retira con agua templada y jabón.

 

Huevo y aceite de oliva Mezcla  la clara de un huevo y 2 cucharadas de aceite de oliva con  la ayuda de un tenedor, aplica en todo el rostro y deja actuar hasta que la mascarilla seque y posteriormente retira con agua tibia y jabón.

 

Aprovecha todos los beneficios del aceite de oliva y consigue una piel de porcelana.

Total votes: 392