El sangrado y el dolor de ovarios en los inicios del embarazo ¿debo preocuparme?

¿Qué es el sangrado embrionario?, ¿debo preocuparme?, ¿por qué se produce? En este artículo queremos resolver a todas tus interrogantes así que continua leyendo.

En la etapa de fecundación del óvulo mediante el espermatozoide, éste comienza su viaje hacia la cavidad uterina para iniciar su implantación en el endometrio, todo este proceso se tiene que producir para dar inicio al embarazo.

 El inicio

En el inicio del embarazo el óvulo tiene que implantarse en el endometrio para que pueda recibir los nutrientes, enzimas y el oxígeno necesario para su supervivencia. La implantación del óvulo se produce alrededor de 7 días después de que el espermatozoide haya fecundado el óvulo.

Para que este proceso de implantación se produzca deben de haber varios factores que tienen que ir en sincronía total y uno de ellos es que el endometrio de la madre sea receptivo de lo contrario el proceso no podrá concluirse con éxito.

Cuando el óvulo a sido implantado con éxito se libera una serie de hormonas femeninas que producen los típicos síntomas del embarazo los cuales son nauseas, vómitos, diarrea o estreñimiento, antojos, cólicos leves, etc, sin embargo estos síntomas no son evidentes sino hasta las 5 o 6 semana de embarazo.

El sangrado

A todo esto te estarás preguntando ¿pero por qué se produce el sangrado? La explicación es simple, cuando el óvulo se encuentra en el proceso de penetrar en el endometrio éste rompe algunos vasos sanguíneos para ingresar en la cavidad, ahí éste forma nuevos vasos que lo alimentarán de los nutrientes necesarios para su desarrollo.  

Los signos de el sangrado de implantación son muy distintivos, sin embargo si se pueden confundir con el periodo menstrual. El sangrado de implantación es un leve sangrado vaginal que puede durar entre algunas horas, hasta unos días y en pocos casos algunas semanas, este sangrado es constante y de poca intensidad, normalmente tiene un color café o un rojo ligero, muy pocas veces llega a ser de un color rojo intenso como el de la menstruación.

Este sangrado es muy normal y no hay por que preocuparse, en algunos casos el sangrado puede no producirse por lo que si no aparece tampoco debe ser motivo de preocupación.

Cuando debo preocuparme

Durante la implantación puede surgir algunas complicación una de ellas es que el embrión no haya podido implantarse en la cavidad uterina y por ende lo haya hecho en los ovarios o en el cuello del útero en ambos casos el embrión no tiene las condiciones necesarias para desarrollarse.

Uno de los síntomas de esto es un dolor muy agúdo en la parte inferior de los ovarios o en la parte inferior del abdómen. Un embarazo de este tipo puede ser difícil de diagnosticar en los primeros días, sin embargo es muy importante acudir al doctor en la más mínima sospecha de que esto haya ocurrido pues en los peores casos se puede producir la roptura de las trompas de Falopio y por ende infertilidad.

 

​¡Esperamos que hayas aprendido mucho en este artículo, regresa pronto!

Total votes: 36