Aceite de ricino para un cabello perfecto

Un cabello hidratado es un cabello sano. Nuestro cabello comienza a verse dañado y apagado cuando a este se le ha retirado su hidratación natural, por eso es muy importante devolvérsela constantemente con la ayuda de aceites naturales.

El aceite de ricino es una maravilla de la naturaleza para la reparación del cabello, durante décadas este ha sido utilizado como ingredientes de cientos de productos cosméticos de gran fama, esto se debe a su rápida acción la cual nos permite ver resultados en poco tiempo.

 

 

Para los cabellos, secos y propensos a caerse el aceite de ricino es la mejor solución pues contiene propiedades que estimulan la regeneración y el crecimiento del cabello. El control del volumen, la reducción de frizz y desenredante de nudos son algunos de los beneficios que nos ofrece el aceite de recino si lo utilizamos después del lavado. Además el aceite de ricino estimula la circulación de los folículos mejorando así la apariencia del cabello en general.

Forma de aplicación

Para aplicar el aceite ricino necesitaremos:

1 Tarro

3 Cucharadas de aceite ricino 

3 Cucharadas de otro aceite (coco, almendras, aguacate, rosa mosqueta, etc)

Agua caliente

1 Gorro de baño o una bolsa plástica

 

 

Durante la noche antes de irte a dormir coloca los aceites en el tarro, cierra y agita durante algunos minutos, posteriormente hierve agua y cuando ya esté muy caliente coloca el tarro dentro de la misma, espera algunos minutos hasta que el recipiente se caliente junto con el aceite y a continuación saca el aceite del tarro y colócalo en un recipiente mas cómodo para meter las manos y aplicar la mezcla en el cabello con las mismas. Aplica en abundancia de medios a puntas, coloca una gorra de baño o bolsa plástica y deja actuar durante toda la noche. Realiza este tratamiento 1 o 2 veces por semana y en pocas semanas verás los excelente resultados del aceite de ricino en el cabello.

Total votes: 1084